El aplicar los principios de la física cuántica al tema filosófico de ¿Qué es la Realidad?, nos deja como resultado que un “Hecho X” cualquiera observado de la realidad es como una especie de incertidumbre cuántica que al tratar de ser medida en cualquiera de sus dos magnitudes posibles, la “cualidad de la fuente” y la “veracidad del evento”, una tiende a afectar la otra.

Lo que nos hace inferir que no es posible conocer con total precisión ninguna de las 2 magnitudes o propiedades de la realidad de cualquier “Hecho X” o situación conocida.

Por ende, el aumento de precisión de alguna de las magnitudes, antes mencionadas, da como consecuencia el que la otra sea más indeterminada. Concluyéndose que mientras más creemos que la “cualidad de la fuente” del “Hecho X” observado de la realidad se ajusta a nuestra percepción individual de bueno / malo, menos conocemos o sopesamos la “veracidad del evento” analizado, es decir, su grado de valido / invalido, o en otras palabras que tan verdadero / falso es.

En resumen, podemos decir, que la “Determinación de la Realidad” también es un elemento influenciable por los principios de la teoría cuántica, que nos deja como hecho concreto que “No es posible en realidad explicar que pasa de verdad ante un hecho con el que se tiene contacto por cualquier vía”.

Sin embargo, es importante entender una cosa. No es que no podamos conocer simultáneamente lo que le ocurre a un “Hecho X” concreto de nuestra realidad sino que nuestros medios utilizados para precisar el “Hecho X” (sentidos/lógica/razonamiento/creencias/deseos) no son lo suficientemente buenos o neutrales”.

Y además, a cada “Hecho X” concreto de nuestra realidad observable, al cual pudiéramos equiparar al “gato” de la “Paradoja del Gato de Schrödinger” para validar como bueno/malo o cierto/falso hay que sumarle el efecto llamado “Amigo de Wigner” que es una extensión de la paradoja antes mencionada, la cual afirma la imposibilidad fundamental del conocimiento objetivo, dejándonos con el resultado de que cuando el primer observador termina con la superposición cuántica (posibles estados simultáneos) de un “Hecho X” obteniendo como resultado que el mismo es bueno/malo o cierto/falso, el segundo observador sigue ignorando el estado del “Hecho X”. Lo que significa que ambos tienen dos visiones contradictorias y simultáneamente verdaderas.

Espero que les guste esta pequeña y humilde aproximación científica sobre el tema, y cualquier cosa pueden ampliar la lectura sobre la misma, visitando los siguientes artículos: ¿Existe la realidad? y La física cuántica demuestra que cada persona tiene su propia realidad.

Anuncios

Gracias por tus comentarios...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s